/ 13-noviembre-17

Julian Casablancas: “Queremos llegar al mainstream para poner ahí música que importe”

IMG_3858

El vocalista de The Strokes es un tipo inquieto por naturaleza, tanto personal como musicalmente. En la previa al lanzamiento de su segundo disco con The Voidz y luego de su explosivo nuevo show en Chile, conversamos en exclusiva con él acerca de su nueva etapa lejos de la banda que lo impulsó al estrellato.

 Por Hernán Carrasco C.

 Los últimos decibles de “Human Sadness” dejaron de retumbar en el Club Amanda hace sólo minutos atrás. En su segundo show en nuestro país –luego de su recordado, tal vez no por las mejores razones, debut en Lollapalooza Chile 2014– Julian Casablancas más su banda, The Voidz, se bajaron del escenario con una amplia sonrisa en sus rostros. El grupo liderado por el vocalista de The Strokes estuvo en una extensa gira por Sudamérica tocando en Colombia, Perú, Uruguay, Argentina, Brasil y por supuesto, Chile. ¿El motivo de su segunda visita al Cono Sur? Probar en vivo las canciones que serán parte del aún no titulado segundo álbum del combo y que saldrá el próximo año.

Todo pasa rápido en el backstage del recinto capitalino luego del show. Entran dos personas y salen unas cuantas otras. En el camarín de la banda hay bebidas, aguas de distintos tipos, cervezas, algunos destilados, snacks, sushi y varias cajas de pizzas. Música de los ochenta suena de un parlante ubicado al fondo del lugar. Jeramy “Beardo” Gritter (guitarra), Amir Yaghmai (guitarra rítmica) y Alex Carapetis (batería) son los primeros en sentarse para esta entrevista. A los pocos minutos aparece Casablancas. Saluda a unas personas y se sienta en el círculo. La banda está con el espíritu en alto y la buena vibra se siente en el lugar. Le pregunto a Gritter por el progreso del nuevo disco y decide pasarle la pregunta a Carapetis, probablemente para evitar contar algo que no debe. Ambos se ríen. “Está quedando genial. Muy jodidamente bonito y esperamos que les guste”, cuenta el percusionista con entusiasmo. “Ya tenemos el título del disco, pero no te lo podemos decir. Nos matarían”, dice Carapetis riendo.

¿Qué buscaban hacer musicalmente luego de “Tyranny”?

Casablancas: Esencialmente creo que sentimos que con “Tyranny” todos le pusimos nuestro jugo creativo y nos gustó. Creemos que fue cool. Pero la gente estaba como “¿Qué diablos es esto?” y nosotros nos sorprendimos de lo sorprendida que reaccionó la gente. Así que, inconscientemente tal vez, decidimos encontrar un punto medio entre ese sonido que nos gustaba y algo más universal. Creo que finalmente lo que queríamos con este disco es que a la gente le gustara como a nosotros nos gustó “Tyranny”.

Creo que a muchos les gustó ese primer disco…

Casablancas: Ehh, bueno sí, pero queríamos ser ricos con ese álbum (risas).

Gritter: Él (Casablancas) quería llegar al escenario en un trono flotante llevado por dos sirvientes (risas).

Gritter, Yaghmai, Carapetis y Casablancas no aguantan la risa y así se quedan por unos buenos segundos. El vocalista de The Strokes retoma el punto. “La verdad es que queremos hacer algo que sea artístico y que esas cosas cool, puedan ser mainstream. Esa es nuestra gran meta. No nos contuvimos, pero sí creo que hicimos la exploración en otras direcciones musicales. Algo más universal. Tal vez con ‘Tyranny’ la etiqueta decía ‘sólo artistas’”, reflexiona con una sonrisa el músico.

Con “Tyranny” siento que olvidaron a propósito las reglas de cómo hacer una canción de rock y se dejaron llevar por el impulso. ¿Hay algo de eso en el nuevo álbum?

Casablancas: Sí, hay algo de eso. Tampoco queríamos dejar de lado a los que les gustó ese primer disco. Tampoco dijimos algo así como: ‘¡Cambiemos el sonido y hagamos algo pop!’, nada de eso. Todavía en nuestro mundo queríamos sonar como lo hacíamos, pero tal vez un poco más grande.

Gritter: Aprendimos mucho cómo componer canciones con la gira de “Tyranny”. Por ejemplo, la primera canción que escuchaste hoy, “Wink”, salió en la gira de ese álbum en un viaje de madrugada en bus. Y mientras más pasa el tiempo, más afiatados estamos y eso se refleja en el arte.

¿Se sienten una banda más sólida ahora en el escenario?

Yaghmai: Bueno, estamos empezando de nuevo porque no habíamos tocado juntos en mucho tiempo. Así que yo te diría que no (risas).

Casablancas: Lo que yo quería decir y que se lo dije a Jake cuando nos bajamos del escenario, es que siento que tenemos más espíritu ahora. También pensé que por qué no podíamos tener esos momentos mágicos que ocurren a veces. Cuando eres músico o productor, y estás en el estudio, ocurren muchos momentos mágicos. En mi mente, el 95% de las veces que hacemos un sonido, pienso que es perfecto y mágico. Cuando tocamos en vivo, aún no siento que podamos tener ese momento mágico. Creo que nos estamos acercando, pero aún no sucede.

Gritter: Podemos controlar nuestro destino cuando estamos juntos en una sala, como cuando estamos en la casa de Amir. Los primeros días todas las luces están encendidas, pero pasan días y hay otro tipo de luz y otros elementos que hacen que la magia empiece a aparecer. Nos gustaría que eso sucediera cuando estamos en el escenario.

CAPÍTULO 2

IMG_3941

Si bien no hay nombre para el nuevo LP de Casablancas y The Voidz, algunas de esas canciones sí tienen título: “Wink”, “We’re Where We Were”, “Aliennation”, “My Friend The Walls”, “Coul As a Ghoul” y “Lazy Boy”, son seis de las canciones que estarán en el disco dos de los norteamericanos y que saldrá en Cult Records, sello discográfico creado por el líder de The Strokes y que tiene a los propios neoyorquinos en sus filas. A pesar de los rumores que indicaban que los creadores de “Last Night” y “Reptilia” estaban grabando un nuevo álbum, la verdad es que Casablancas ha estado dedicado a su veta paralela con The Voidz. ¿Cómo trabaja el conjunto en nueva música? ¿Es Casablancas el encargado de todo? ¿O es algo más bien colaborativo? “Siempre hemos tenido una vibra natural, desde la primera vez que tocamos juntos sonaba cool”, bromea el neoyorquino, para luego agregar que “me pasa que a veces compongo mentalmente un pedazo de nueva música, pero cuando llego al estudio ya se me olvidó. Estoy mejorando en eso si. Con los muchachos trabajamos juntos y la mejor idea en la sala funciona, y respetamos las opiniones de todos, adentro y afuera del estudio”.

¿Quién está produciendo el nuevo álbum?

 Casablancas: Shawn Everett es el hombre. Trabajamos con él también en nuestro primer disco. Nuestra relación es muy colaborativa a esta altura.

¿Qué tipo de temas están abordando en las canciones del nuevo álbum? ¿Hay algo de Donald Trump o es 100% emociones?

Casablancas: (cantando) “I was hurt today and I sat on the rain”. Soy sólo yo y mis emociones como siempre (risas). La verdad es que las letras tienen distintas temáticas y a veces tiene mucho que ver con lo que estamos tocando en ese momento. A veces Beardo (Gritter) está tocando un mega riff y yo empiezo a improvisar sobre eso hasta dar con las letras. Es muy intuitivo todo.

Gritter: Después de tanto tocar juntos siento que puedo terminar los pensamientos del resto. Como que nos fusionamos y podemos ser muy colaborativos a la hora de crear música.

¿Qué tan importante es el show en vivo para The Voidz?

Yaghmai: Muy importante y es un parte esencial de lo que es The Voidz. Es lo que nos gusta hacer, aunque no es lo más fácil de hacer todo el tiempo.

Gritter: Desde que era un niño pequeño lo único que quería hacer era estar sobre un escenario. Nunca quise ser nada más que eso.

Si tuvieran que elegir: ¿Hacer el mejor disco y tener el peor show en vivo o hacer un pésimo disco y tener un gran show en vivo?

Casablancas: Si tuviera un arma en mi cabeza, elegiría discos sobre shows en vivo.

Gritter: Es muy entretenido hacer discos, pero me gusta el show en vivo. Creo que elegiría el álbum.

Casablancas: ¡¿Dónde está el genio de la botella?! (risas) Prefiero hacer un disco cool… Creo que escuchar música en vivo es una de las mejores maneras primitivas de disfrutarla. Cuando es buena y algo te mueve, es genial. Cuando eso sucede en casa es bueno, pero cuando pasa en vivo es muchísimo mejor.

¿Qué pretenden conseguir con su próximo disco?

Casablancas: Honestamente, hombre, mi sueño es que seamos mainstream. El mainstream está tan loco estos días… Drake, Justin Bieber… Katy Perry. Hay un montón de esa música que yo no tocaría en mi casa. Como tú dijiste antes, en los 80 o 90 era diferente. Hay canciones que son como hits secretos. Por ejemplo, esa canción de Spoon que se llama “The Underdog”, en los 80 hubiera sido un gran hit. En esta época no fue mainstream, pero debería haberlo sido. Queremos llegar al mainstream para poner ahí música que importe.

Comentarios

   

Buscar

Facebook

Twitter