/ 05-agosto-16

[ESPECIAL] Nuestras diez canciones favoritas de Foals

foals-hi

Quedan un poco más de dos meses para que la banda inglesa, Foals, se presente una vez en nuestro país. Aunque esta vez, la gran novedad -aparte de su maravilloso último disco llamado “What Went Down”- es que se presentarán por primera vez en solitario. 

No será un set festivalero el que disfrutaremos de Yannis Philippakis y compañía el próximo 12 de octubre en el Teatro La Cúpula de Santiago, sino uno más íntimo y personal, que no muchos fanáticos del grupo han podido disfrutar a lo largo de la carrera de los ingleses.

En ese espíritu y porque esta vez podremos escuchar muchas más canciones de Foals, nos embarcamos en la difícil misión de elegir nuestras diez canciones favoritas de una banda que con el paso del año va siendo mejor y mejor.

TOP TEN FOALS

“Red Socks Pugie”: Fue una de las primeras canciones que le escuchamos al grupo y desde ese momento se convirtió en favorita. De ritmo rápido e intrincado, va ganando momento a medida que pasa el minutero y corona todo con un magistral coro.

 

“My Number”: Ya con el riff del comienzo nos conquistaron. Después la melodía y el tiempo hacen un trabajo de relojería en una de las canciones más uptempo de la banda.

 

“What Went Down”: Una de las canciones más pesadas del grupo. Los riffs de guitarra y el ritmo le dan una vibra oscura a una canción que estalla cuando Philippakis canta “¡When I see a man, I see a lion!”.

 

“Spanish Sahara”: Cuando suena esta canción en los shows de Foals es generalmente para bajar un poco la adrenalina. Frágil y nostálgica por momentos, en un momento empieza a ganar ritmo hasta salirse de su esquema y atraparnos con un colorido riff.

 

“Olympic Airways”: Otra joya del primer disco de los ingleses. Elegante, bien arreglada y con Philippakis cantando como si estuviera en una gala, hacia el final todo se desordenada y nos rendimos a esos frenéticos ritmos que sólo Foals sabe como hacer.

 

“Mountain At My Gates”: La segunda canción del nuevo disco del grupo nos muestra cuanto han crecido como compositores. Son capaces de crear una canción que es agresiva y pegajosa a la vez. “I see a mountain at my gates”, dice Philappakis entre unos elaborados riffs de guitarra y una base rítmica que siempre marca el paso.

 

“Inhaler”: Parte con riffs y una punzante base rítmica, luego entra la voz de Philippakis casi de manera secundaria y media temblorosa, hasta que se planta y grita: “¡And I can’t get enough space!”, llevándonos por un viaje completamente distinto del que creíamos.

 

“Miami”: Por mucho que nos resulte raro, los ingleses también van a la playa. Aunque en esta canción Philappakis hable de una traición amorosa, el ritmo y la melodía nos hacen imaginarnos un horizonte azul y soleado.

 

“Birch Tree”: Una de las mejores canciones del último LP de los británicos. Nocturna, equilibrada y altamente contagiosa debido a esos casi sobrenaturales riffs de guitarra, a veces Foals no necesita tanta potencia para deslumbrar.

 

“Bad Habit”: Es probablemente una de las canciones más emotivas de la banda. “Cause I’m a bad loser, when you get your way”, dice Philappakis con sinceridad al principio y la canción empieza a ganar sonoridad hasta que suelta las amarras y se convierte en este tipo de canciones que es imposible escuchar sólo una vez. Fabulosa.

Comentarios

  • Calzador

    De su mejor disco “Total Live Forever” solo dos…pues no tiene temazos ese disco. Lo que me gusta de esta banda es que al igual que sus paisanos Radiohead son capaces de hacer música muy variada. Mi favorita es After Glow sin duda.

   

Buscar

Facebook

Twitter