/ 25-agosto-16

[ENTREVISTA] Pía Sotomayor y Roberto Parra promotores del Fauna Primavera: “Estamos replanteando el concepto del festival”

1235517_10154036491551926_1432326382405049743_n

Ya llevan cinco ediciones y van por la sexta este año, pero los promotores detrás del ex-Primavera Fauna decidieron reinventar el festival y traerlo de vuelta a la ciudad. Conversamos con Pía Sotomayor y Roberto Parra, sobre inicios, motivaciones, obstáculos, reestructuraciones, redes sociales y mucho más.

Por Hernán Carrasco C.

El Sol entra con fuerza en las oficinas de Fauna Producciones. Es invierno, pero parece que estamos en otra temporada. En el segundo piso, el equipo de la productora trabaja con concentración en los eventos que se les vienen. Metros más allá, en una acogedora oficina de reuniones, están Pía Sotomayor y Roberto Parra, los jefes máximos de Fauna, una de las productoras más prestigiosas de Chile y Sudamérica. Nos sentamos a conversar sobre el nuevo Fauna Primavera (ex-Primavera Fauna), festival que el dúo reorganizó y reseteó para este año, con importantes modificaciones que incluyen nuevo lugar y formato, pero las mismas convicciones.

El Fauna Primavera 2016 se llevará a cabo el próximo sábado 12 de noviembre, pero a diferencia de sus cinco versiones anteriores que ocurrían a lo largo del día, esta vez se dividirá en dos y se desarrollarán en lugares diferentes. La edición día incluirá a artistas como Air, Primal Scream, The Brain Jonestown Massacre, Courtney Barnett, Kurt Vile y Edward Sharpe & The Magnetic Zeros, y se llevará a cabo en el Espacio Centenario de Vitacura. Mientras que su formato noche será en el Espacio Riesco y tendrá en su cartel, entre otros a Róisín Murphy, Tiga y Booka Shade. Con el abono general se puede asistir a ambas ediciones.

“Hacer Primavera Fauna salió como algo natural. Como que todos rayábamos la papa en esa época con hacer un festival. En 2011 cuando hicimos el primero, también apareció el Lollapalooza. Habían otros festivales antes, pero yo no los sentía como eso, si me preguntas a mí eran como conciertos con varios artistas. No había venta de alcohol y como que la experiencia era ir a ver bandas”, dice Roberto cuando le pregunto sobre cómo surgió la idea de hacer un festival propiamente tal, mientras que Pía se transporta al momento específico cuando se discutió por primera vez esa idea. “Me acuerdo que era como agosto (del 2010) en la oficina que teníamos antes, en esta gran mesa y era de noche, y dijimos ‘ya, juntemos varios nombres y hacemos un festival’. Con un nivel de improvisación así gigante…”, a lo que Roberto añade que “fue justo en la época cuando nos presentaron el lugar. Porque nosotros teníamos una idea de festival que no era sólo de tener muchas bandas, sino que se generara una experiencia, con pasto, aire libre, copete, fiesta y obvio que música en vivo…”

¿Y cómo dieron con ese lugar? ¿Cómo llegaron al Espacio Broadway?

Roberto: A un socio que teníamos antes le llegó la presentación de este lugar en el que se hacían eventos de fin de año. Lo vimos y fue como natural querer hacer algo. Como que representaba todo lo que nosotros queríamos. Además fue importante que el lugar tuviera patente de alcoholes, porque era llegar y hacer algo. No tuvimos que pasar por todo este papeleo que hay que hacer ahora para conseguir los permisos cuando los lugares no están habilitados.

¿No les importó que el lugar estuviera lejos de Santiago?

Roberto: No, la verdad que no fue un factor en ese momento. De hecho era como un valor agregado que estuviera afuera de Santiago. Era una instancia para que salieras de la ciudad a vivir el festival. Lo de la distancia con Santiago fue algo que nos fuimos dando cuenta después. De hecho, hasta el día de hoy la gente se divide con el hecho de que trasladáramos el festival a Santiago. Porque hay gente que le encantaba viajar y pasar todo el día allá.

Pía: Nosotros queríamos hacer un instancia musical importante, más que un evento “urbano”. Nos hacía mucho sentido hacerlo en Broadway.

¿Qué objetivos tenían para el festival al principio?

Roberto: Queríamos hacerlo porque era entretenido y también porque era parte de lo que queríamos hacer como productora. Cuando comenzamos con Fauna queríamos hacer conciertos, traer a las bandas que nadie más traía y hacer vivir al resto lo que nos gustaba a nosotros. Y creo que hacer un festival era parte de vivir de lo que te gusta.

Pía: Estábamos viendo que era algo que eventualmente iba a pasar acá. Estaban haciendo festivales y dijimos ‘¿Por qué no?’ Le dimos hartas vueltas sobre los lugares hasta que nos llegó la propuesta del lugar (Broadway).

Y coincidió con el año que llegó el Lollapalooza a Chile…

Pía: Lollapalooza era algo que estaba pasando…

Roberto: De hecho el concepto del Primavera Fauna vino antes del Lollapalooza, porque hicimos un festival chico en Industria Cultural y la idea detrás de eso era enlazar cuatro conciertos distintos que estábamos haciendo en primavera, bajo el mismo concepto. Eso fue en 2010. Siempre creímos que hacer festivales era parte del proyecto de Fauna.

¿Han pensado en hacer otro festival?

Roberto: La verdad que sí, pero estamos paso a paso. Este año hicimos algo así que fue “Campo Abierto”, que era un concierto al aire libre y en la playa, y que quizás no lo llamamos festival, pero también era una invitación a pasar el día lejos de la ciudad. Yo personalmente no soy fan de los festivales de tres días. Como que me agotan…

Pía: …Tampoco tan masivos. La verdad es que estamos haciendo cosas que a nosotros como fanáticos de la música nos gustaría asistir. No haríamos nada que no nos identifique… ¿Para qué?

O sea nunca ha sido tema el hacer un festival de dos días…

Roberto: No, la verdad que no. Lo hablamos…

Pía: Tuvimos una conversación de que ya que íbamos a traer el festival de vuelta a Santiago, eventualmente podríamos haber hecho un “opening night”…

Roberto: Claro, eso más que hacer un festival de dos días.

Pía: Hubiera sido un viernes en la noche y el sábado… El domingo es para la caña (risas).

Roberto: ¡Y para dormir!

Afiche-Comunicado

LOS NUEVOS AIRES

“Estamos replanteando el concepto del festival. Ya estamos en el sexto año y somos dueños de nuestro festival y quisimos replantearlo”, dice Pía sobre este nuevo formato y cambio de nombre del festival. “Después del quinto año uno igual empieza a envejecer junto a tu festival y empiezas a valorar las opiniones que tiene el resto sobre eso. Como eso mismo que dijiste tú sobre la distancia. Entonces piensas ‘¿Quizás cuanta gente no va porque lo encuentra lejos?’ Uno piensa cosas que tal vez al principio no eran tema. Era una decisión que teníamos que tomar y la gracia es que el festival vuelve a Santiago y le tenemos mucha fe. Creemos que realmente será una oportunidad para la gente que no iba porque era muy lejos o para esos que fueron al comienzo, pero que después les dio lata por la distancia… Y que vivan una experiencia distinta porque el festival no está cambiando sólo en la ubicación, sino en la modalidad. Este año es para toda edad y la familia también puede ir con niños. Pero vamos a mantener la experiencia de poder tomarse un copete viendo una banda. Queremos fomentar el consumo responsable”, explica Roberto del nuevo Fauna Primavera.

Eso del alcohol y los eventos masivos siempre ha sido un tema acá en Chile.

Roberto: Eso ha sido casi nuestro caballito de batalla desde siempre, casi a nivel político. Nos hemos puesto “esa jineta” de velar por poder tomar algo viendo música en vivo. Porque las autoridades parece que consideran que tomarse una cerveza en un evento es algo negativo.

Pía: Es como que estuviera castigado a nivel social. Está como asociado a juventud desbordada. Está asociado a accidentes de autos, ponte tú. Está castigado a nivel social. Como que el foco está en eso, en vez de hacer políticas de consumo responsable. Está demonizado el copete. Lo asocian a carretear. Entonces tu ves como parte de la industria de la música tiene que hacer lobby con el sector político para abrir nuevos espacios para la música chilena. O sea se fomentan las leyes como la del porcentaje de música chilena en la radio o la de teloneros, pero no para tener más espacios para hacer shows. O sea conseguir una patente para hacer un show en esta ciudad es un problema.

¿Cómo ha sido el apoyo de la municipalidad de Vitacura en ese sentido?

Roberto: Han sido súper pro-activos y nos han apoyado en el tema del consumo responsable. Esa una de las razones principales de por qué estamos llevando el festival de vuelta a Santiago. Fueron los únicos que nos escucharon y apoyaron en hacer un festival familiar, pero con consumo de alcohol. Sino fuera por ellos, este tipo de festival no se podría haber hecho.

¿Cuán distinto va a ser para el espectador que vaya ahora a Vitacura comparado con lo que se hacía en Espacio Broadway?

Roberto: En realidad no será tan diferente. Vamos a tener dos escenarios principales y uno electrónico como en Broadway. Va a tener dos niveles y abajo estarán los escenarios.

Pía: Y la conectividad que tiene es increíble. Muchas micros, incluso troncales, pasan por ahí. En una época hubo un intento de hacer un club de campo ahí. De hecho jugaban cricket (risas).

¿Qué expectativas tienen ustedes de esta nueva versión?

Roberto: Este es un año de transición por así decirlo. Y es importante que así sea, porque los próximos cinco años queremos que sea algo estable. Creemos que tiene todo para que sea un buen festival y que nos vaya bien. Que sea un lugar donde nos proyectemos en el tiempo. Igual es una apuesta no sólo de cambiar el lugar, sino el formato, de hacer dos hitos: día y noche. También la de segmentar naturalmente la audiencia. Había gente que iba sólo por la electrónica y otra sólo por las bandas. Entonces mantuvimos un escenario de electrónica para la versión día y en la noche tengamos un festival que es full dedicado a la fiesta. Como que quisimos separar a los que les gustaba la música con los que les gustaba más el carrete. Igual sentíamos que nos molestaba un poco que el festival se transformara en un carrete.

En redes sociales hubo reacciones distintas cuando anunciaron el cambio de lugar y el lineup. ¿Cuánto se involucran ustedes en eso?

Pía: Al comienzo yo era la que estaba a cargo de las redes, o sea aún lo sigo viendo, pero tenemos al Cha (Giadach) a cargo de eso… Como que antes me deprimía cuando leía los comentarios en redes sociales. Como que la gente era muy agresiva en ese entonces, imagínate como están ahora. Es muy triste ver la desconfianza que hay con respecto al otro. Como que piensan que uno siempre está tratando de cagárselos. Obviamente no saben lo que se requiere para hacer un festival y el sacrificio que uno hace para lograr hacer algo así. No somos grandes empresarios que estamos haciendo grandes negocios con esto, sino que estamos tratando de hacer algo que nos gusta y de la mejor manera posible.

Comentarios

   

Buscar

Facebook

Twitter